jueves, 28 de febrero de 2008

El Delfín

"Durante los días siguientes Daniel trató de comprender adónde lo conducía su sueño. En lugar de deslizarse simplemente sobre las olas, intentaba escuchar lo que le decía su corazón cuando lograba dominar una nueva técnica que imprimía más soltura a sus movimientos, prestar atención a todos los detalles.
Había comenzado a practicar en la parte exterior del arrecife, una región del atolón a la que ningún delfín se había aventurado jamás a salir, un lugar prohibido por la Ley de la comunidad.
Cuando sus repetidos fracasos estaban a punto de obligarle a darse por vencido, se acordó de lo que le había dicho la mar :
'Llega un momento en la vida que uno no puede sino seguir su propio camino ...'
Daniel recordó la ocasión en que el mar le había hecho esa revelación; y de pronto, comprendió exactamente lo que la mar había tratado de decirle.
¡Ahora lo comprendo! La ola perfecta no vendrá a mi; soy yo quien debo ir en su busca."

El Delfin. Historia de un soñador.Sergio Bambarén

3 comentarios:

sargoloco dijo...

Hagamos nuestras esas palabras, son una fuente de saber.

tpsk dijo...

Es un bonito libro que releo cada poco, la historia de un delfín surfero, casi la misma historia de Juan Salvador Gaviota, la gavitoa que hacia picados imposibles y el delfin que buscaba la ola perfecta, osea un ejemplo a seguir de como conseguir avanzar. Sin riesgos, aventura y fantasía seguiriamos siendo monos.

manu dijo...

hace unos dias llegando a la isla de la arbosa justo antes de amanecer nos vimos rodeados de delfines...paramos la lancha..y se pusieron a jugar con nosotros..era ese momento magico de entre ver y no ver...
los delfines eran listados y habia crias...se acercaban a la lancha y se daban la vuelta enseñandonos las panzas blancas...asomaban los picos fuera del agua y te miraban como si fueran personas..estuvimos un rato atontados alli con ellos.
teniamos q irnos y cuando pusimos rumbo a las piedras avante toda nos acompañaron durante un rato saltando cruzandose delante de la lancha y jugando con la estela...
intentamos grabar un video pero todavia no habia luz y no se ve nada...por cierto tengo que pasarte alguno q tengo por ahi..

el dia ya merecio la pena solo por esa grata visita....
un saludo

La Mar no se paró nunca.

La mar no se paró nunca desde que Dios inventó el tiempo hace todos los años del mundo, el mundo no existía antes del tiempo, Dios inventó el mundo al mismo tiempo que el tiempo, el mar no se cansa nunca ... Madera de Boj - C.J.Cela