viernes, 16 de diciembre de 2005

El roballu de Toñín


7,2kg

¡¡¡ Que subidón !!!

1 comentario:

tpsk dijo...

Esta es la batallita :
Aquel viernes de diciembre hacía un buen día, con sol, y no mucho frio.
Sobre las 2 de la tarde subi a ver la mar a San Cristobal, desde Casa Falo, y vi la playa de Salinas buenísima para pescar, un pelín escasa pero muy bien de frecuencia, decidí que esa tarde pescaría un rato en Bayas.
A las 4 de la tarde estaba comprando sardina en "El Repunte", Juan me dijo hoy ta bueno a ver si llevas una sorpresa, también me dejó un carrete pues yo teniá uno de los mios estopeaos, un Mitchell de fondo del año la polca, y el otro que llevavaba yo era un Daiwa viejo y pequeño, un 6000.
A las 5 estaba con las dos varas calando, como a 200m a la izquierda de las piedronas del medio.Era repunte de pleamar.
A la 2ª varada furagaña y rodaballuco ... ánimo.
No hay más picadas has las 7, ya empezaba a hacer frio y la sardina estaba que cortaba al cogerla, estaba lanzando con plomos de corona y cuando estoy echando con una vara veo pegar a la otra un arreón patrás del copón, salgo hacia ella y veo el carrete sacando hilo que le faltaba ya media bovina, era el daiwa pequeño, saco la vara clavo ..... PEPINO.
Después de clavarlo aguantó un poco y a continuación pegó una carrera buena, el carrete cantando otra vez, paró y ya se dejó venir, de vez en cuando apretaba pero ya no sacaba linea, poco a poco la fui trayendo, mientras rezaba pa que no se soltase y seguía dando manivela a aquel carretuco.
Cuando por fin la vi varar en la orilla no me lo podía creer ¡¡¡ QUE PEZ TAN GUAPO !!!
Al cogerla llevaba la linea en tensión y cuando le eché mano a la agalla pegó un coletazo y me rompió el punteruco de la Tutta Sargo 6m.
La metí en el saco (no cabia) y me puse a dar gritos como un psicopata, que subidón de adrenalina.
Cuando relajé un poco y mientras seguía mirando para aquel pez que también me miraba empecé a llamar por teléfono a todo dios, a Javier, a Juan a mi padre a Kike, que alegría.
Decidí que como eran las 9 de la noche y hacia mucho frio me iba, pues al ir a retirar la otra caña tenía una enganchada de más de un kilo jajaja.
Fue a buscarme Javier al parking, me felicitó (gracias maestro), la pesamos y me hizo una foto.

¿Será el pez de mi vida?
:-)

La Mar no se paró nunca.

La mar no se paró nunca desde que Dios inventó el tiempo hace todos los años del mundo, el mundo no existía antes del tiempo, Dios inventó el mundo al mismo tiempo que el tiempo, el mar no se cansa nunca ... Madera de Boj - C.J.Cela